Blog

Logo del photocall de Salsereta

Primer alquiler del local para un bautizo

¡Qué rápido pasa el tiempo! Ya es jueves nuevamente y vuelvo a estar con vosotros. En esta ocasión os voy a relatar nuestra primera experiencia con un bautizo. Sí, porque Salsereta no es sólo un lugar donde celebrar cumpleaños infantiles, Salsereta es mucho más.

El día de la inauguración (os la conté aquí) hablé con mucha gente, muchísima diría yo. Repartí información a raudales y sobre todo intenté que todos los que nos acompañaron conocieran bien los entresijos de Salsereta.

Una pareja joven con un bebé y un niño de corta edad se me acercó. Lo primero que pensé es en que me recordaban a mí hace unos meses… un bichillo recién nacido y otro de poco más de dos años… ¡qué rápido pasa el tiempo! Me comentaron la posibilidad de celebrar un bautizo en Salsereta. Acababan de conocer la sala y estaban encantados. Sólo tenían un inconveniente… ya tenían un sitio ojeado desde hacía un tiempo para el evento. Me llenó de orgullo que pensaran que nuestro local les encajaba mejor. No es que quiera quedar por encima de los demás, simplemente que a todos nos gusta que después del esfuerzo se reconozca el resultado.

Bueno, que me voy del tema. Les di toda la información al respecto y quedaron en que si les era posible cambiar el lugar contactarían conmigo.

A los pocos días me llamó la mamá. Habían podido sustituir el otro lugar y estaba contentísima de poder celebrar el bautizo en Salsereta así que nos pusimos manos a la obra.

En primer lugar concretaron el número de invitados. Sólo familia, adultos y niños. Perfecto para una celebración en nuestro local. Estaba convencida de que todos lo iban a disfrutar.

La comida también era un tema importante. Finalmente escogieron nuestro cátering, seleccionaron los canapés a su gusto y a esperar a que todo saliera perfecto.

El día del bautizo el personal del cátering se presentó puntual y organizó todo, la verdad es que yo tenía confianza absoluta en que tanto los papás como el resto de la familia quedarían muy contentos. Y no tengo duda de que así lo fue.

La mesa vestida a la espera de los invitados

Cada vez que voy a recoger las llaves del local espero nerviosa a ver la cara de las personas que han estado dentro. Los niños son muy expresivos, son objetivos y no engañan. Los adultos normalmente también son sinceros y agradezco enormemente que me den consejos. En esta ocasión tanto mayores como pequeños estaban muy contentos, me lo contaron los papás del bautizado porque se había hecho tarde y la mayoría de los invitados se habían marchado.

La sensación que queda después de un trabajo bien hecho es muy reconfortante. Ver que personas que han depositado en ti la confianza para celebrar un acto que se hace una vez en la vida hace que los nervios floten en el ambiente. Pero cuando ves que todo ha salido correctamente lo que se respira es alegría.

Para mí esta familia ya forma parte de la mía, de la familia de Salsereta. Porque todos los que venís y compartís momentos de alegría en nuestro local tenéis un huequico en mi corazón.

Así que lo dicho… Salsereta queda a disposición de todos aquellos que queráis celebrar un bautizo en Pamplona.

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú